Menu

EL SENTIDO DE LA RESPONSABILIDAD

La crianza de los hijos no es una tarea simple, es necesario vivirla para saber todos los aspectos que se ponen en juego diariamente. La enseñanza de valores en los niños así como el establecimiento de límites es algo preocupante por parte de ambos padres.
A medida que el niño crece tiene que ir adquiriendo habilidades de la vida adulta, entre las que se destacan el sentido de respeto, de pertenencia, de cuidado de la salud, de responsabilidad, entre otros. Generalmente es difícil trasmitir valores, ya que muchos se aprenden a través del ejemplo y las vivencias de los padres. La educación de valores permite adquirir hábitos saludables disminuyendo las probabilidades de padecer tabaquismo o adicción a drogas.
Las mascotas pueden contribuir en la enseñanza de valores de los hijos, ya que implican una serie de responsabilidades que asumir.
La inclusión de una mascota a la familia debe ser decidida en conjunto con toda la familia, dejando en claro que el cuidado de la mascota supone la cooperación de todos los integrantes.
Algunos de los cuidados que la mascota implica deben ser delegados al niño, según sus habilidades y la edad que tenga.
Un niño de 7 o 8 años perfectamente puede dar de comer al perro de la familia y puede acompañar a sus padres en sacarlo a pasear. Al inicio los padres deberán ayudarlo con sus responsabilidades con su mascota pero luego deberá realizarlas solo.
En este proceso el niño adquiere algunos valores a través del cuidado de la mascota familiar tales como el sentido de la responsabilidad, el respeto y el cuidado del otro.
Parece algo menor, pero las familias que han desarrollado más los valores social mente aceptados en sus hijos, logran que los mismos tengan mejores habilidades y capacidad de adaptación futura.
2 Comments
  1. Anónimo
  2. oooooooprimaveraooooooo

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *