Menu

La importancia de educar a un perro de forma correcta

Educar a un perro

Sin duda, educar a un perro, especialmente desde edades tempranas aporta innumerables beneficios tanto para este como para su propietario, estableciendo una mejor relación entre ellos y aportando mayor felicidad y calidad de vida. Sin duda son muchas las ventajas que podemos conseguir con una correcta educación, pero para lograrlo es necesario una implicación total de su propietario, grandes dosis de paciencia y mucha constancia.

Educar a un perro

Nuestra mascota necesita entender el mundo que le rodea y somos nosotros, con los que pasará la mayor parte de su vida, los que debemos de encaminarle y ayudarle en este proceso. Un perro debe  aprender a adquirir buenos hábitos (no subirse encima de las personas, no orinar nunca dentro de casa… etc) debe también tener un buen comportamiento y a adaptarse a nuestro mundo sin miedos ni fobias (sociabilización).

Pero el concepto de educar en este caso va mas allá de enseñar a nuestra mascota una serie de cosas. Nuestra actitud es muy importante. Debemos de entender a nuestro animal, intentar entender su lenguaje y su personalidad. Para educar a un perro es muy importante educar a su propietario. Necesitamos tener la mejor información y si fuera necesario, acudir a los mejores profesionales para  que puedan ayudarnos en la tarea.

Todos queremos el perro perfecto

Cuando un perro llega a nuestras vidas esperamos de este el mejor comportamiento. Uno de los errores mas comunes cuando este es un cachorro es no dar demasiada importancia a su mal comportamiento o malos hábitos, ya que en la mayoría de los casos consideramos que lo hace simplemente por ser un cachorro y que a medida que crezca los problemas irán desapareciendo. Por desgracia no siempre es así y mucho de lo que aprenden cuando son cachorros continúa en su etapa como adulto. Por eso educar al cachorro es tan importante para conseguir el perro perfecto que todos estamos buscando.

Errores mas comunes a la hora de educar a un perro

Como adiestrador de perros debo decir que es muy frecuente encontrar muchos casos de mal comportamiento donde el origen de todo es una mala acción (en muchos casos involuntaria) por parte de los propietarios. Entre los errores mas comunes está el pensar que nuestro perro es igual que un ser humano, y que sus comportamientos y gestos son iguales a los nuestros. Esto nos lleva a tomar decisiones erróneas. Como hemos hablado los perros tienen su propio lenguaje, y es importante que sepamos entenderlo para poder así tomar mejores decisiones.

Otro de los errores mas frecuentes por parte de los dueños es sobreproteger a nuestro perro. Todos queremos a nuestros animales y tenemos un cierto sentido de protección sobre ellos, y esto es completamente normal. El problema viene cuando los protegemos en exceso y les privamos de la libertad que necesitan. Un caso típico son los perros pequeños cuyos dueños los llevan siempre en brazos dándoles besos y abrazos. También aquellos que deciden dormir con su perro en la cama. Estas acciones envían a nuestro perro un mensaje equivocado de quien debe ser el líder en la casa y es aquí donde surgen muchos problemas.  Por eso, es muy importante que conozcamos estos errores para tratar de cometerlos con nuestra mascota.

La importancia de la actividad física y la alimentación

Para poder educar a nuestro perro con éxito es vital que cuidemos de dos aspectos súmamente importantes como son la actividad física y la alimentación. Si nuestro objetivo es conseguir un animal sano, educado y feliz esto pasa necesariamente por una buena nutrición y ejercicio físico.

Una buena alimentación es la base de cualquier perro sano. La alimentación influye en su estado físico y anímico. Elegir una buena y adecuada alimentación es una decisión muy importante que debemos tomar, siempre con la ayuda de un veterinario que pueda asesorarnos en ello.

El ejercicio nos ayudará a potenciar la interacción con nuestro perro mejorando nuestra relación con el. También le ayudará a que controle mejor sus estados de ansiedad y a convertirse en un perro mas seguro y calmado. Si deseas conseguir todo esto ya sabes la receta: largos paseos con tu perro, juegos al aire libre y correr.

 

 

Carlos Martínez.
Adiestrador canino

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *