Menu

Displasia coxofemoral canina

La displasia coxofemoral canina en la cadera es una enfermedad hereditaria y congénita. Esta enfermedad consiste en la mala colocación de la cabeza con respecto al acetábulo y por consiguiente la extremidad de apoyo
produce una tonsión mayor de lo normal en la cápsula articular en la cadera del perro, además de producir luxación en la cabeza femoral respecto al acetábulo; y esta displasia deriva en dolor e inflamación en la articulación del animal, que con el tiempo se convierte en artrosis.
La displasia coxofemoral canina produce en el animal debilidad en las extremidades posteriores, ondulación en la parte de atrás, presentan seria dificultades en levantarse y al subir escaleras. Para llegar a un diagnóstico adecuado es necesario hacer exámenes radiográficos, dichas pruebas se hacen a los 6 meses de edad del perro.
Algunas razas están más predispuestas a sufrir la displasia coxofemoral canina, razas como Labrador Retriever, Golden retriever, Rottweiler, Collie, Viejo Pastor Inglés,Ovejero Alemán y Ovejero Belga.
Una vez determinada la enfermedad, el tratamiento deberá ser quirúrgico o paliativo, utilizando regeneradores osteoarticulares y analgésicos de última generación.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *