Menu

Cuidado con estas Serpientes venenosas

Las serpientes usualmente no atacan al ser humano a menos de que se sientan alguna amenaza. Lo más común es que huyan del peligro, pero si se sienten acosadas en extremo pueden llegar a comportarse de manera agresiva.

Cabe resaltar que en España no existe una gran variedad de serpientes venenosas y, en realidad, sólo son unas pocas las que en verdad pueden llegar a causar algún problema en nuestro estado de salud.

Serpientes venenosas

Para conocer qué tan peligrosa es una serpiente, podemos emplear la DL50 (es decir, dosis letal 50%); este es un valor que nos muestra en miligramos la dosis mínima necesaria de veneno para poder matar a la mitad de la población de una muestra de ciertos animales (usualmente se emplean ratones) en un lapso de tiempo determinado. A continuación te presentamos tres de las serpientes venenosas en España, según su DL50:

1 . Serpiente de los Pirineos (Vipera aspis)

serpiente_Vipera_aspis

Como lo dice su nombre común, esta serpiente se halla en el área de los Pirineos. Es la serpiente más larga de las que podemos encontrar en la península Ibérica, en ocasiones llega a medir entre 80 y 90 centímetros de la cabeza a la cola. También es considerada como la serpiente más venenosa en España; a pesar de ello, no resulta habitual que un adulto en un estado saludable pueda sufrir complicaciones por la mordedura de una serpiente de los Pirineos; sin embargo, niños, personas enfermas o debilitadas y ancianos sí pueden correr riesgo al ser mordidas por una serpiente de los Pirineos. Aún cuando quien sufra el percance sea una persona adulta, es necesario el acudir al médico; el cual seguramente dejará al paciente en hospitalización para observar mejor cómo reacciona su cuerpo frente al veneno.

2. Serpiente Cantábrica (Vipera seoanei)

serpiente Vipera seoanei

Esta serpiente se encuentra en el área que va de Galicia a los Pirineos. Mide aproximadamente entre 40 y 50 centímetros cuando es adulta. La potencia del veneno de la serpiente cantábrica variara dependiendo de la zona y la edad de la serpiente. Usualmente se le puede encontrar tomando el sol en claros, rocas y caminos, por lo que hay que tener cuidado al transitar sitios de este tipo en el área antes mencionada.

3. Serpiente hocicuda (Vipera latastei)

serpientes venenosas

Esta serpiente es la más común en toda la península ibérica. Llega a medir hasta 65 centímetros de largo y su nombre característico proviene de una prominencia en la parte frontal de su hocico. Cuenta con una cabeza triangular y sus colores suelen incluir el marrón claro. Hibernan durante todo el invierno. Ya que es la más común, la mayoría de los ataques a seres humanos provienen de esta especie.

¿Cómo evitar una mordedura de serpiente?

  • Cuando salgas por caminos, campos o bosques, asegúrate de llevar pantalones largos y botas.
  • Siempre revisa el sitio en el que caminas, así como cuando decidas sentarte a descansar.
  • Nunca introduzcas la mano entre la hojarasca, en una madriguera o alguna gruta entre rocas.
  • Si nos hemos percatado de la presencia de una serpiente, lo mejor es dejarla tranquila y seguir nuestro camino; como hemos mencionado con anterioridad, la mayoría de los ataques de serpientes se deben a que éstas se sienten amenazadas.

En caso de ataque

En caso de que una serpiente muerda a una persona, debemos llevarla inmediatamente a un centro médico; además, es de vital importancia el tranquilizar a la vícima, desinfectar la herida, documentar cómo era la serpiente y la zona en que se realizó el ataque y, de preferencia, colocar hielo sobre la herida; así como un torniquete en la extremidad afectada.

Vía: Serpientes Venenosas

No Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *