Menu

Consejos para proteger las orejas de tu cachorro

Los perros son conocidos por tener un sentido de la audición impresionante, pueden escuchar ruidos muy pequeños en una frecuencia que el hombre no puede percibir. Ellos pueden lograr saber qué es lo que se les aproxima, mucho antes que una persona. Este órgano es una de las partes más importantes del perro y al mismo tiempo uno de los peligros más grandes, si no se cuida como se debe.

Los perros tienen orejas sensibles y estas deben ser cuidadas de la mejor forma posible, cualquier infección o acumulación de suciedad, puede acarrearle problemas auditivos, al punto de enfermarse y poner en riesgo su salud.

Por ello siempre debemos revisarles las orejas a nuestros perros y ante cualquier signo de alarma como olor de putrefacción o caumulo de grasa oscura en el pabellón auricular puede hacernos  sospechar de una infección.

Limpiar las orejas

El mantener limpias las orejas de nuestro perro ya sean cachorros o adultos evitará el daño en el aparato auditivo por la acumulación de suciedad, de bacterias y de parásitos como la sarna y las pulgas que terminan complicando la salud de nuestro perro ya que muchas veces resulta complicado eliminar las pulgas, garrapatas y ácaros que puedan crecer en esa suciedad.

Una de las mejores formas de cuidar orejas de cachorro, es limpiándolas de forma regular. Cada vez que se da un baño, se deben limpiar las orejas, o por lo menos hacerlo unas dos veces por semana.

La acumulación de cerilla en los oídos puede generar infecciones en los perros, lo que causa pérdida del audio, entre muchas otras cosas dañinas para su sistema auditivo. Para cuidar orejas de cachorro con una limpieza profunda, es necesario saber cómo limpiar.

Se debe tomar un poco de algodón y humedecerlo en aceite mineral tibio, o algún tipo de producto animal recomendado por el veterinario. El algodón se debe pasar por todo el conducto auditivo y limpiar de forma cuidadosa y no agresiva.

En el caso de los perros con orejas grandes, es necesario tener un cuidado especial, mucho más profundo, ya que este tipo de perros son más propensos a sufrir de problemas de odios por la acumulación de bacterias en esta parte del cuerpo, gracias a su forma.

Cuidar las heridas

Para cuidar las orejas de cachorro, es necesario estar atento de todo lo que le pueda pasar, si se presencia que el perro está teniendo problemas de oído, lo mejor es llevarlo con veterinario, o por lo menos ver que es lo que podría pasarle, dando un pequeño vistazo al oído.

En caso de ver infección, lo mejor es llevarlo con el veterinario y si se ven heridas con sangrado o problemas en la piel, es necesario hacer lo mismo. Por lo general, siempre se recomienda eliminar la hemorragia por medio de un algodón humedecido con un poco de agua oxigenada.

Como se mencionó anteriormente, los perros con orejas grandes deben ser cuidados de forma especial, ya que sus orejas son propensas a daños o la mala recuperación de heridas.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *