Menu

Como Bañar a mi Gato

 Como bañar un Gato

Para poder bañar a nuestro gato lo primero es prepararlo y para ello debemos contar con el suficiente tiempo y paciencia para poder hacerlo, ya que te tomará tiempo entre el juego previo y durante el baño del gato. Es muy importante, no olvide que los gatos no son amantes agua, y por ello es importante que entren en confianza, lo recomendable es que lo haga el propietario del gatito y siempre sea él quien lo haga, así el animal se familiariza con el acto.
como bañar a mi gato
Es importante que se haga con agua tibia (aproximadamente unos 30 grados) y en un lugar espacioso (tina grande con un trapo o toalla de fondo para que no se resbale) y está demás decir que tener todo preparado (jabón, esponja, champú, toalla, cepillo), no olvide taparle con una pequeña torunda de algodón los oídos, a fin de que no ingrese agua cuando esté bañando a su gatito ya que eso le podría ocasionar un problema de otitis en tu gato. Procura usar productos especiales para ellos, ya que su pelaje y piel son distintas a la nuestras.
El baño debe hacerse de forma delicada, imitando a las caricias con la esponja, verter el agua suavemente, comenzando por las patitas y nunca en el rostro, debe hacerse en un lugar tranquilo, porque como usted sabrá si tiene un gato, son muy asustadizos y cualquier ruido los puede poner nerviosos y hacerlos huír. Luego de bañar a nuestro gatito sigue el secado, esta etapa es muy importante, porque el gato de ninguna manera puede quedar mojado, lo ideal sería primero hacerlo con una toalla y luego con secador eléctrico de cabello.
Acaricialo y hazle masajes mientras le echas el champú y lo enjuagas. Utiliza siempre agua tibia.
Una vez que el gatito se este acostumbrando al baño, puedes bañarlo cada 15 días o una vez al mes con champú para gato, dependiendo si se ensucia mucho o huele mal . Ya sabes, al bañar a tu gato debes realizarlo con mucho cuidado hasta que se acostumbre.

¿Se debe bañar a los Gatos?

Hay un mito popular que dicen que los gatos odian el agua y los baños, que ellos se bañan solos. Esta creencia no es del todo verdadera, si bien los gatos no son amantes del agua, tampoco la odian, todo es cuestión de costumbre y hábito. El gato como todos los animales domésticos se les puede educar y acostumbrar a diversas actividades incluyendo el baño, pero tiene que se desde muy pequeños, se recomienda entre los 2 y 3 meses de vida, que es la etapa de sociabilización del cachorro.

Los gatos son animales sumamente limpios y ordenados. Se lamen constantemente para limpiar su pelaje, pero al hacerlo se comen sus pelos, que muchas veces se hacen pelotas dentro de su organismo y llegan a obstruir los canales internos que conducen al estómago, como el esófago o los intestinos, por ejemplo.
Pero por más limpio que sea el felino, también se ensucia pues es un ser vivo que está en constante actividad y gusta de salir a la calle.
Referencias: como bañar al gato

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *