Animales domésticos

por | 10/05/2017

Animales domésticos

Seguramente,  los primeros animales que se nos vienen a la mente cuando hablamos de animales domésticos son perros y gatos; sin embargo, este término abarca también a otras especies, y esto veremos a continuación.

El concepto de animal doméstico designa a cualquier tipo de animal que, debido a diversas acciones humanas, ha sido extraído de su hábitat natural para habitar junto a grupos humanos con base en diversos fines. Los animales domésticos se contraponen a los animales salvajes; a un animal doméstico se le propicia a comportarse de acuerdo con ciertas conductas que no pongan en peligro la salud del ser humano. En otras palabras, el hábitat del animal doméstico será el mismo que el del ser humano; dependiendo en cuestión de seguridad, salud y alimentación de éste (en contraposición, el animal salvaje se vale por sí mismo, proveyéndose de alimento y seguridad). A su vez, podemos dividir los animales domésticos en animales de compañía, guardianes, de granja y de trabajo; sin embargo, una característica común de todos estos es que se propicia una escasa o nula agresividad hacia sus dueños o hacia los otros miembros de la familia.

¿Qué es la domesticación?

Para que un animal salvaje se convierta en un animal doméstico habituado al contacto con el ser humano, es necesario que se lleve a cabo un proceso denominado “domesticación”. Con este término se designa a un proceso mediante el cual un animal (o una especie animal) logra adquirir, perder o desarrollar ciertos rasgos morfológicos, fisiológicos o de comportamiento que estarán orientados a heredarse y que darán como resultado una mejor interacción entre animal y ser humano con beneficio específico en este último.

Uno de los primeros animales en domesticarse fue el perro, que surgió del proceso de domesticación del lobo. Así mismo, otros animales que llevan largo tiempo coexistiendo con el ser humano son: el caballo, el gato, la res, ciertas especies de aves, etc.

Como mencionamos anteriormente, dentro de los animales domésticos podemos dividir en animales de compañía, de granja, de trabajo y de protección o como guardianes. A continuación te mostramos una lista de animales agrupados, según sus características y funciones, en alguno de estos grupos:

  • Animales de compañía: aquí podemos englobar a los cuyos, hámsteres, perros, gatos, conejos, entre otros. Su función principal es la de hacer compañía al ser humano.
  • Animales de granja: en este grupo entrarían gallinas, conejos (si el fin de su crianza es el consumo), vacas, puercos, entre otros. La función principal de los animales de granja es abastecer a los seres humanos de alimento.
  • Animales de trabajo: en este grupo entrarían los perros pastores, reses para el arado, caballos, burros, mulas, entre otros. Su función principal es facilitar diversos trabajos para el ser humano, sobre todo en casos en los que su fuerza o condiciones no resultan suficientes para realizar el trabajo de la mejor manera.
  • Animales guardianes: aquí podemos englobar a los perros y a los gatos; los gatos como cazadores de roedores u otros animales que pueden ser dañinos para el ser humano, y los perros como guardianes de rebaños, propiedades, o para proteger específicamente la persona del ser humano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *