Menu

Anemia infecciosa equina

La Anemia infecciosa equina, es una enfermedad viral, no es contagiosa pero que solo afecta a los equinos, su principal síntoma es la aparición de accesos febriles, y luego de su primer acceso lo usual es la presencia de fiebre. La Anemia infecciosa equina se transmite por la picadura de un mosquito (Anopheles psorophora) o por algunos insectos que llevan el virus, especialmente la mosca de mula o la mosca borriquera, también puede ser transmitida de yegua a potrillo, además de ser transmitida a través de cuchillos y jeringas que no están esterilizadas en veterinarias. La Anemia infecciosa equina, puede matar entre el 30 a 70% de los animales infectados, esta enfermedad normalmente se desarrollan de 2 a 4 semanas después de expuesto.
Los síntomas de la Anemia infecciosa equina principalmente se presenta en una alza repentina de temperatura, que pueden ser esporádicos o continuos, sudoración y respiración acelerada, depresión y pérdida de peso, sus ojos se tornan de color rojizo y acuosos, las patas y la parte inferior del cuerpo se les hinchan, y presenta una notoria debilidad física, y a se le paralizan las patas posteriores, y a medida que la enfermedad avanza el caballo va presentando una anemia crónica, se le debilitan el pulso, y los latidos de su corazón. No siempre los síntomas son iguales en todos los animales.
Para poder prevenir y eliminar la Anemia infecciosa equina, se debe aislar y eliminar a los animales infectados para evitar la propagación, hacer control de insectos y sanitarios constantes, utilizar material estéril en las actividades médicas del equino, hacer un control periódico, usar agujas individuales para cada animal y mantenga limpios y estériles los establos.
One Comment
  1. Anónimo

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *